Si estás pensando en embarcarte en un proyecto web, tanto si has optado por encargarte tú de todo como si has delegado el diseño en otra persona, hay varios factores que debes en tener en cuenta. Uno de los más importantes es el hosting o alojamiento web que elijas.

¿Qué es el hosting?

Para que lo entiendas, el hosting o alojamiento web es el espacio que te proporciona una empresa dedicada a ello, para que publiques tu web y que esta sea visible para todos los usuarios de Internet a través del dominio que hayas adquirido.

Tipos de hosting

Las distintas empresas del sector, ponen a disposición de los clientes varios tipos de hosting con distintas características que se adecúen a cada proyecto. Los más populares son el hosting compartido, el dedicado, el elástico, el VPS y el hosting en nube. El más usado, y el que usarás muy probablemente si tu proyecto no requiere de grandes exigencias técnicas es el compartido. En este tipo de hosting, compartes servidor físico con otros usuarios, es decir, compartes recursos como memoria o procesador con otros clientes. Pero no te preocupes, ni tu podrás ver los datos de los otros clientes ni ellos podrán ver los tuyos. Simplemente estáis compartiendo un soporte físico, pero vuestro servicio es totalmente privado e individual.

Los factores que hacen que el hosting compartido sea el más popular principalmente son el precio y que no hacen falta demasiados conocimientos técnicos para gestionarlo.

Las desventajas del hosting compartido son obvias: menos recursos = menos velocidad. No obstante, la relación calidad precio, hace que esta opción sea la ideal para páginas web “normales”.

Los proveedores más recomendados

Existen infinidad de empresas que pueden proporcionarte hosting para tu web, pero como en todos los campos, las hay mejores y peores. Hay una cosa que debes tener muy clara, huye de los proveedores que te ofrecen precios absurdamente bajos y servicios desproporcionados como podría ser espacio web ilimitado. En esto del alojamiento web, como en la mayoría de las cosas, si quieres calidad tienes que pagarla. Realmente, contratar un hosting de calidad, a la larga te saldrá mas barato ya que te quitará de muchos problemas que te costarían dinero solucionar.

Por nuestra experiencia, y la de muchos otros usuarios, podemos decirte que los siguientes son proveedores de calidad:

  • Siteground: un gigante con muy buenos servicios y un precio acorde a las prestaciones que ofrecen.
  • Web Empresa: similar en servicios a Siteground, con el plus de que es una empresa española.
  • Lucushost: una empresa joven, con una increíble proyección, buenos servicios y buenos precios.
  • Raiola Networks: al igual que Web Empresa y Lucushost, es una empresa española. Tienen precios muy razonables y buen servicio.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar el hosting es el soporte de la empresa, es decir, que te solucionen los problemas que te puedan surgir. Podemos decirte por experiencia que el servicio técnico y de atención al cliente de estos 4 proveedores es excelente.

Qué proveedor de hosting te conviene

Esta es una cuestión a la que nadie va a responderte mejor que tu mismo/a. Es cuestión de entrar en la web de cada uno de los proveedores y echar un vistazo a los distintos planes que ofertan. Te anticipamos que todos tienen alojamiento web especializado en WordPress, algo que seguro te interesa. Otra cosa que quizás pueda hacer que te decantes por uno o por otro es la forma de pago. Raiola Networks y Lucushost permiten el pago mensual, por lo que el desembolso inicial es menos elevado. Además Lucushost te permite probar 15 días sin introducir datos de pago.

Para concluir, nos gustaría decirte que en este artículo te hemos hablado sólo de proveedores que hemos probado y que sabemos que proporcionan un hosting o alojamiento web de calidad, pero seguro, que existen muchas otras empresas que así lo hagan. Si tienes alguna propuesta puedes contactar con nosotros.